Automatiza tu negocio y gana tiempo y orden en tu día a día

Te ayudamos a definir y automatizar los procesos de tu negocio.
Aumenta la productividad de tu empresa, liberando tiempo y recursos de tareas repetitivas para dedicárselo a lo realmente importante.

¿Qué es automatizar?

Automatizar un negocio es implementar sistemas y procesos tecnológicos que se encarguen de hacer, de forma mecánica y sin la intervención humana constante esas tareas manuales y repetitivas, pero fundamentales para que funcione la empresa.

Dejando los procesos repetitivos a las máquinas, además de ganar tiempo, orden y claridad, eliminarás los errores típicos de las tareas repetitivas manuales

¿Cómo lo hacemos?

Consultoría

Sesión de una hora en la que nos contarás tu forma de trabajar e indagaremos en aquellos procesos que más te preocupen viendo cómo automatizarlos.
Tras esta sesión, te enviaremos un informe detallado de todos los procesos automatizables y la forma de hacerlo.
Actualmente, el precio de la sesión de consultoría es de 100€. Si tras esta sesión decides que continuemos con la implementación, la consultoría sería gratuita.

Implementación

Nosotras nos encargamos de todo para que ganes claridad y orden en tu día a día.
Tras una sesión dedicada a conocer tu forma de trabajo, te propondremos un plan de acción para mejorar y automatizar tus procesos y lo llevaremos a cabo para que tu te sigas dedicando a las tareas realmente importantes de tu negocio.
Haremos un presupuesto adaptado totalmente a tus necesidades.

¿Qué puedo automatizar?

Escuchamos muchas veces la frase «la automatización está muy bien, pero… no es para mi empresa». Suele venir seguida de cosas como «no tengo bien definidos mis procesos» o «usamos tantas herramientas distintas que es imposible».

Y la verdad es que muchas veces se piensa así, porque no se tiene claro qué se puede automatizar y qué no. Siendo rápidas y directas, diremos que, las cosas importantes y urgentes, vas a tener que seguir haciéndolas (lo siento). Pero otras muchas tareas también importantes y pero no urgentes como la gestión de correos, la gestión de clientes, la facturación, la atención al cliente… podrás automatizarlas liberando tu tiempo, reduciendo los típicos errores de las tareas repetitivas y obteniendo más claridad y orden en tu gestión del día a día.